Niños con cáncer por contaminación atmosférica.

0

La calidad del aire empeora cada día más en la Zona Metropolitana de Guadalajara.

En Jalisco, 8 mil personas mueren prematuramente de enfermedades causadas o agravadas por la contaminación atmosférica; el gobierno del estado sólo reconoce 600 de estos casos.

Álvaro Osornio Vargas del Instituto Nacional de Cancerología, trabaja en conjunto con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad de Alberta con registros de cáncer en menores de edad y la relación con distintos contaminantes en el ambiente

Dichos estudios han revelado que el vivir en un entorno con tan pésima calidad de aire provoca enfermedades crónico – degenerativas que van desde la afectación de la piel, problemas respiratorios y hasta cardíacos. Siendo los más afectados niños, ancianos, mujeres embarazadas y personas con antecedentes clínicos y/o bajas defensas.

Tan sólo en la Zona Metropolitana de Guadalajara hay 3.1 millones de autos registrados, lo que representa que 60 por ciento de los hogares en Jalisco cuentan con un auto.

A decir del director del Clean Air Institute con sede en Washington, Sergio Ramírez, estas partículas son un agregado de componentes microscópicos que pueden ser de muy variada composición y distinta peligrosidad.

“Son partículas de efecto dual, es decir, que afectan a la salud y contribuyen al cambio climático porque contienen residuos de carbón, el carbón es negro y las superficies negras se calientan. Estas partículas forman un todo amalgamado: es un núcleo de carbón cubierto por sustancias carcinógenas, mutagénicas, nitratos y sulfatos, éstos son los que vuelven a la atmósfera turbia y hacen que se pierda la visibilidad”, asegura.

“Pueden contener metales como el mercurio o como el plomo o cadmio y otras sustancias tóxicas, entonces eso es lo que respiramos, además de gases y otras cosas que hay en la atmósfera. Estas partículas se alojan en los pulmones y llegan a formar folículos o tumores que pueden desarrollarse, peor aún cuando contienen sustancias tóxicas”, añade el director del Clean Air Institute.

Estudios en las personas que presentan dicha enfermedad, revelan que los síntomas se agravan complejamente en ciudades con un nivel alto de contaminación atmosférica.

Niños-con-cáncer-blog

Replantear nuestra forma de vida.

Para el investigador del Instituto de Cancerología, la contaminación no es un problema sólo de la autoridad, es de todos, porque contaminamos de forma directa e indirecta. Y estas enfermedades son el costo de tener el estilo de vida actual. Así que la medida preventiva es disminuir las acciones contaminantes.

Una solución directa es replantearse el estilo de vida que llevamos, es decir, analizar nuestro entorno y nuestro convivir en él.

Preguntarnos, ¿cuántas veces al día me traslado en coche? y valorar otras alternativas para transportarnos, como el uso de la bicicleta o el transporte público.

Comentarios

comentarios

Author: fisgonpoliticojal

Share This Post On