Ni un sacerdote acusado ha recibido condena por pederastía

0

1185166

 

La Fiscalía General del Estado tiene registro hasta el 2014 de tres averiguaciones previas de sacerdotes que agredieron sexualmente a menores de edad.

 

Sólo en el 2015 la ONG Sobrevivientes de Abuso de Sacerdotes  o SNAP, por sus siglas en inglés, atendió a 56 víctimas por abuso sexual en México y recibió 54 denuncias a nivel nacional entre las que lidera Jalisco con 12 denuncias, le sigue el Estado de México con 10 y 8 en Guanajuato.

 

Sólo tres han llegado a tribunales.

 

Son diversas las razones por las cuales, el resto de los casos no tiene repercusión legal, la más común, las víctimas se atreven a denunciar una vez que son adultos y han pasado ya muchos años del crimen.

 

Joaquín Agular Méndez, coordinador de esta ONG en México, indica que ningún sacerdote acusado en México ha recibido sentencia definitiva, pues los victimarios acuden a declarar  “estupro” desde el 2006, fecha en que esta organización trabaja en nuestro país.

 

El Estupro sigue siendo un delito en el que un adulto sostiene relaciones sexuales con un menor, la diferencia es que en este caso el acusado argumenta haber obtenido algún tipo de consentimiento, por lo tanto se le deja permanecer en libertad.

 

ViolaciónEstupro
Según el Art. 174 del Código Penal: “Si una persona por medio de la violencia física o moral realice cópula con persona de cualquier sexo”
Hay violencia = no hay consentimiento

De 6 a 17 años de prisión

se persigue de oficio

Según el Art. 180. del Código Penal: “al que tenga cópula con persona mayor de 12 años y menor de 18, obteniendo su consentimiento por medio de cualquier tipo de engaño”
No hay violencia = hay consentimiento

De 6 meses a 4 años de prisión

Se persigue por querella (si la víctima da su perdón, el acusado puede ser liberado bajo caución)

 

El Cardenal Juan Sandoval Íñiguez

 

Recientemente el cardenal emérito admitió que se protegió a sacerdotes pederastas en Jalisco, específicamente en la casa Albaricoque en Tlaquepaque hasta el 2001, a unos cuantos kilómetros de su lujosa residencia.

 

Entonces, según el prelado, se pensaba que la pederastía era tratable y curable con retiro y tratamiento psicológico y/o psiquiátrico.

 

Ese mismo cardenal que en 2015 organizó un magno exorcismo para expeler del país  el aborto, la ouija, el juego de adivinación de ”Charlie, Charlie” y el matrimonio homosexual, el mismo cardenal que participó en el desvío de recursos para construir el Santuario de los Mártires durante el gobierno de Emilio González Márquez, ese mismo personaje que se pasa el estado laico por los calzones, ese.

 

No fue hasta que en Mayo del 2001, Juan Pablo II mandó a los obispos un documento que clasificaba a la pedofilia como un pecado y desde entonces puso en marcha ciertas reformas. Cuando el pecado es peor que el crimen.

 

Hoy la iglesia tiene la orden de destituir al sacerdote en cuestión y entregarlo a las autoridades.

 

“Decidí nombrar un tercer Secretario Adjunto en la Doctrina de la Fe para que se encargue solamente de estos casos porque la Congregación no da abasto con todos los (casos de pederastía) que tiene”, declaró el Papa Francisco en una rueda de prensa en el avión que lo transportaba de regreso a Roma.

Comentarios

comentarios

Author: fisgonpoliticojal

Share This Post On