Los tapatíos se rehúsan a dejar el coche.

0

Ya sea por estatus social o por las deficiencias del transporte público, los tapatíos prefieren el automóvil ante otros medios de transporte.

En latinoamérica, la ciudad de Guadalajara es una de las más innovadoras y variadas en cuanto a las alternativas que el transporte público ofrece,  en contraste, las estadísticas muestras que los ciudadanos prefieren el automóvil.

Lamentablemente, en la mentalidad tapatía pesa más el “que coche tienes” que otros elementos. Aunque algunas veces las posibilidades económicas no lo permitan.

Las leyes existen, pero falta su aplicación.

En el foro realizado la semana pasada, en la Centro Universitario de Arte Arquitectura y Diseño (CUAAD) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), para abordar la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano; así como el reglamento para Gestión Integral del municipio de Guadalajara, los participantes acordaron que en temas de movilidad, los tapatíos están atrasados.

El coordinador del proceso de actualización de los instrumentos de planeación urbana de Guadalajara, Héctor Sanromán, menciona:

“La cultura que tenemos en Guadalajara todavía es muy poca en cuanto a la visión de ciudad que queremos. Normativamente ya lo tenemos, tenemos un reglamento de gestión integral para la ciudad que es muy avanzado, que incluso se adelantó a la publicación de la Ley General de Asentamientos Humanos en la visión de la ciudad que queremos: una ciudad compacta, conectada, cercana y equitativa; en donde los ciudadanos nos podamos mover en medios no motorizados o transporte público, desincentivando el uso del automóvil. Normativamente eso ya lo tenemos; sin embargo, el tapatío aún está acostumbrado al uso del automóvil”.

Algunos automovilistas consideran que sus derechos son violentados al no privilegiar el coche sobre otros medios de transporte. Por ejemplo, los nuevos reglamentos establecen un tope para el número de cajones de estacionamiento en los negocios, a diferencia del mínimo que se pedía en los pasados.

1130632

Protestas anti ciclovías

En una ciudad donde hay más vehículos que árboles y donde las cifras de contaminación atmosférica son cada vez más alarmantes, la lógica nos llevaría al uso de otros medios de transporte, como es el ejemplo de la bicicleta; en contraste, la mayoría de los ciudadanos se oponen a la apertura de rutas para el vehículo de dos ruedas.

Tan sólo en la Zona Metropolitana de Guadalajara hay 3.1 millones de autos registrados, lo que representa que 60 por ciento de los hogares en Jalisco cuentan con un auto. Muchos de estos automovilistas aseguran que las ciclovías entorpecen la vialidad, pues al reducirse un carril, o unos pocos metros de la calle, dejan menos espacio al coche, provocando así tráfico.

Aunque los conductores de automóvil se quejan de que los ciclistas se entrometen en los caminos de los coches, lo cierto es que son más los casos en los que no se respeta a la bicicleta, a pesar de que tienen prioridad.

Comentarios

comentarios

Author: fisgonpoliticojal

Share This Post On