Jorge Arana intentan privatizar de forma disfrazada el cerro de la reyna, vecinos se oponen

1

cerrodelareyna

Las dudas e inconsistencias en el proyecto Yolkan que impulsa el Ayuntamiento de Tonalá van desde la desaparición de áreas verdes, la pérdida del Cerro de la Reyna, el desconocimiento del futuro administrador del Yolkan, así como el futuro dueño del Hotel que pretende construirse en la zona.

Los ciudadanos de Tonalá alzaron la voz y hoy comenzaron con un plebiscito del cual han recabado más de 600 firmas y se espera que el próximo viernes se reúnan con personal del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPCJ).

Los tonaltecas inconformes no se oponen al proyecto Yolkan, sólo piden que lo realicen en otra zona para evitar que se toque el Cerro de la Reyna, pues desconocen el área que abarcará, las afectaciones a los lugareños y los posibles daños que genere a la flora del lugar.

El pasado lunes, el Cerro de la Reyna amaneció acordonado con una malla casi en su totalidad, excepto las escaleras, lo que provocó que vecinos se manifestarán en contra.

Al día siguiente, el alcalde Jorge Arana admitió que el proyecto no fue socializado, pero que se respetaría el Cerro de la Reyna, por lo que retiró ante medios de comunicación parte de la malla.

Sin embargo, los vecinos señalan que sólo se retiraron cerca de cinco metros de malla, pues el resto permanece acordonado, situación que corroboramos.

Además del desconocimiento del proyecto, los vecinos señalan que para realizar el Yolkan, los terrenos serán entregados en comodato al Gobierno del Estado, quien una vez construyendo, podrá concesionar la administración del lugar al mejor postor.

Ante este panorama, el Cerro de la Reyna dejaría de ser de los tonaltecas quienes diariamente lo disfrutan sin pagar un solo peso, para ejercitarse, esparcirse y contemplar la ciudad desde ese punto.

El Ayuntamiento de Tonalá realiza algunas reuniones a las que convoca a través del perifoneo, donde el alcalde Jorge Arana no se ha parado, únicamente manda a un representante.

El Yolkan pretende convertir las faldas del Cerro de la Reyna en un corredor turístico permanente donde se expondrán artesanías, además de tener una biblioteca, la casa del artesano, el nacimiento más grande del mundo, un hotel y aprovecharía el Parque Ecológico para colocar un teleférico.

De realizarse el proyecto los vecinos temen que la administración del Yolkan sea ajena al municipio, tal como sucedió con el Auditorio Telmex.

Vecinos de Tonalá tomaron la decisión en sus manos y armaron su propia consulta para decidir si sigue o no el proyecto Yolkan, al que le atribuyen la privatización del llamado Cerro de la Reyna o al menos a que se realicen construcciones privadas en la zona. Esto ocurrió a unas horas de que el alcalde Jorge Arana Arana subiera a esa zona a ordenar el retiro de la malla y a respaldar el que dijo es un proyecto público y no privado.

La invitación estaba hecha. Pero nunca se imaginaron que hasta toldos montados se iban a encontrar en el sitio.

De inmediato, los vecinos tomaron la palabra, micrófono en mano, fueron pasando uno a uno, con su credencial de elector en mano, dispuestos a firmar, dicen, por lo que les dejaron sus antecesores: esos dos mil metros cuadrados, una gran explanada, escenario del baile de los Tastoanes y de cientos de celebraciones año con año.

“¡No al proyecto Yolkan!”, sentenciaba una manta, con una fotografía del lugar de fondo, que luego añade “Nos oponemos a que nos quiten lo que es de todos”.

La convocatoria era “Súmate a la Consulta Ciudadana, Necesitamos tu firma”. En redes sociales se promueve “Rescatemos el Cerro de la Reyna”.

Circularon la información de que “en lo oscurito” se firmó una sesión de un predio para la construcción de un Centro Cultural por parte de la empresa Herencia Milenaria y el municipio ofreció para ello el predio público que se demostró es propiedad del propio Ayuntamiento, según la escritura 6,754 de fecha 2 de septiembre de 2014.

Ahí mismo se señalaba que el uso de suelo resultó improcedente para proceder a la construcción y entonces se acordó que primero se tendría que autorizar el cambio de uso de suelo sobre dos mil metros cuadrados, donde -se afirma en ese documento signado por un notario- “se construirá el Centro Cultural Herencia Milenaria”.

La preocupación entonces es grande, creen que al cambio pueden ser despojados y por ello, ayer, en esa consulta ciudadana el llamado fue a expresarse al respecto, si quieren o no dicho Centro Cultural, aunque ya para muchos está clara la respuesta

Comentarios

comentarios

Author: fisgonpoliticojal

Share This Post On