El arraigo: un recurso desgastado de la Fiscalía y abuso de autoridad

0

El arraigo solamente tiene competencia federal, sin embargo las autoridades jaliscienses han abusado de este recurso para todo tipo de “delitos graves”, sin respetar a las advertencias de derechos humanos.

En el derecho penal de México, el arraigo se puede definir como una medida cautelar solicitada por un ministerio público, ya sea del fuero común o federal y otorgada por un juez competente que permite tener a su disposición a un presunto delincuente mientras se integran, localizan y perfeccionan medios de prueba que sean bastantes para, dentro de la averiguación previa, acreditar la probable responsabilidad del arraigado en la comisión del delito que se le imputa y pueda ser consignado ante un juez, quien decidirá sobre la procedencia o no de un proceso penal y la privación de la libertad del indiciado mientras este dure.

fiscalia_jalisco_2El arraigo no puede exceder de un periodo de 60 días, a excepción de delitos relacionados con la delincuencia organizada, donde el tiempo se extiende hasta 90 días. En este periodo el juez decidirá si remite a un reclusorio o si queda en libertad.

Argumentos para la solicitud del arraigo.

Para la solicitud de arraigo se deben hacer valer los siguientes elementos:

– Circunstancias personales;
– Gravedad del ilícito que se imputa;
– El no tener acreditado de manera fehaciente los elementos del cuerpo del delito y la probable responsabilidad del inculpado;
– Su posible evasión a la acción de la justicia y
– La impunidad que provocaría la libertad del indiciado.

Requisitos legales del arraigo

– Solicitud del órgano jurisdiccional del arraigo sobre el inculpado y manifestar el lugar en donde será arraigado.
– El ministerio público deberá remitir copia certificada de las actuaciones y deberá realizar dicha petición ante el órgano jurisdiccional correspondiente.
– Indicar el nombre de la persona o personas que deban arraigarse, el domicilio donde puedan notificarse y la solicitud expresa en la ciudad, estado que deban arraigarse.
– Hacer mención de los elementos de prueba que hasta ese momento obran en la indagatoria, que generen los indicios suficientes para presumir la comisión de hechos delictivos por parte del inculpado.

Derechos del arraigado

– Derecho a recibir visitas en general, de sus familiares y abogados.
– Derecho a no ser objeto de maltratos físicos o verbales.
– Derecho a que se le informe del delito que se le imputa.
– Derecho que la autoridad le provea de alimentos.
– Recibir atención médica si lo requiere.

El arraigo en Jalisco: un recurso más que desgastado.

La Fiscalía de Jalisco actúa primero bajo el precepto de “detener sin sospecha coherente”, lo cual resulta perjudicial, ya que el plazo que se tiene determinado para investigar es insuficiente.

De ser culpable, el ex arraigado no puede volver a ser detenido lo cual resulta perjudicial tanto para autoridades como para ciudadanos, ya que los criminales quedan en libertad.

Además, es acusado de ser un recurso muy cuestionado tanto por instancias nacionales como internacionales, por ser violatorio de los derechos humanos.

Se ha demostrado en diversos casos, que aunque el arraigo transgrede los derechos a la libertad y la presunción de inocencia, es un recurso bastante desgastado por la Fiscalía del Estado; quienes durante el plazo de arraigo arman los cargos en contra del acusado.

En 2008, la constitución se reformó para dar lugar al nuevo sistema de justicia penal, donde se incluyó en su artículo 16 que el arraigo podría ser utilizado en delitos en materia de delincuencia organizada, y en el artículo 73 se fijó que este ilícito era competencia exclusiva de la Federación.

Se aprobó, además, un artículo transitorio décimo primero que permitía el arraigo también contra los delitos graves, sólo en tanto entraba en vigencia el nuevo sistema penal en 2016. Sin embargo, lo que la SCJN esclareció es que este transitorio facultaba sólo al Ministerio Público Federal.

Sin embargo, las autoridades jaliscienses siguen recurriendo a este recurso para todo tipo de delitos.

Almaguer y sus esfuerzos en vano

El fiscal general, Eduardo Almaguer, confirmó el precedente que recientemente sentaron magistrados del Supremo Tribunal de Justicia (STJ) al determinar la liberación de nueve presuntos secuestradores vinculados al crimen organizado, debido a que habían sido arraigados.

Almaguer dijo que presentará una queja contra los magistrados de la Sexta Sala del STJ y una denuncia penal por estas liberaciones derivadas del uso del arraigo.

Ya antes había presentado una queja y otra denuncia contra esa Sala por la liberación de otros tres presuntos secuestradores, que ligó con la matanza de 26 personas en los Arcos del Milenio en 2011.

Sobre los nuevos casos, dijo: “La FGE estará presentando la queja ante la Judicatura, que es la segunda en contra de los magistrados que integran la Sexta Sala, y también estaremos presentando la segunda denuncia penal, ya en este caso sin fuero, en este caso estamos hablando de hechos que se cometieron en 2010 y 2011”.

El problema con estas quejas contra los magistrados es que las resuelve el propio pleno del STJ, por lo que, como lo ha publicado Reporte Indigo, de 32 existentes entre 2007 y 2016 ninguna ha procedido, y aquella sobre los Arcos del Milenio ni siquiera fue admitida para su estudio.

Comentarios

comentarios

Author: fisgonpoliticojal

Share This Post On