Carritos de fruta, un negocio millonario de explotación laboral

0

En la Zona Metropolitana circulan más de 200 carritos ambulantes de fruta picada, los cuales tienen un sólo propietario, que se dedica a reclutar jóvenes de otros estados del país, para explotarlos y obtener ingresos mensuales mayores a los 2 millones de pesos.

 

El propietario del negocio, no paga impuestos, ni permiso, pues tiene un amparo que le permite distribuir la fruta por cualquier calle de la Zona Metropolitana, mismo que se muestra en cada carrito que vende fruta en la ciudad.

 

El negocio se opera como si se tratase de una mafia, debido a que los jóvenes son traídos de zonas marginadas del país con la promesa de un trabajo bien remunerado, una vez contactados, son trasladados a la ciudad donde llegan a un sitio donde habitan más jóvenes como ellos.

 

Antes de ser vendedor, tienen que pasar una prueba, en caso de no superarla, se quedan de ayudantes, mientras que los que realizan bien el trabajo son enviados a la calle a conseguir una esquina donde distribuir la fruta.

 

Una vez que encuentran un lugar con afluencia, tienen la orden de moverse de ahí, por lo que se convierten en ambulantes fijos. Cada vendedor debe cumplir una cuota de venta para poder aspirar a un sueldo semanal de 900 pesos, de lo contrario la paga es menor.

 

Los jóvenes reclutados tienen prohibido decir quién los contrata, únicamente se sabe que existen diversos sitios que son usados como albergues donde viven y trabajan diariamente en el negocio de la fruta.

 

Una de las viviendas se encuentra en la colonia Santa Margarita, donde se prepara lo necesario para poder vender fruta picada en cualquier zona de la ciudad que genere buenos ingresos.

Comentarios

comentarios

Author: fisgonpoliticojal

Share This Post On